CamuÑas

Descargar CamuÑas

Análisis de CamuÑas

—¡Vaya, el Hechicero Pirujo!
—No soy Pirujo. Soy Camuñas,
¡el que jamás se corta las uñas!
–respondió el hechicero, indignado.
—No me tomes el pelo. ¡Eres Pirujo!
—Que no. ¡Soy Camuñas!

Si bien resulte sorprendente, estamos ante el comienzo de una enorme amistad: entre un hechicero que caza pequeños para su despensa y la que iba a ser su próxima víctima. No obstante, la inteligencia de la pequeña Blanca evitará que Camuñas la trague. Además de esto, favorecerá que la vida de este personaje que jamás se cortaba las uñas, dé un giro de trescientos sesenta grados.

Blanca es taimada como un zorro y lista como un búho. Camuñas, carente de estas 2 cualidades, es presa simple para el juego de confusión que empieza la pequeña cuando, una noche, el hechicero entra en su cuarto para zampársela.

Blanca insistió, con paciencia:
—No pongas cara de apampado y mírate el pelo.
El hechicero se quitó el sombrero y, prácticamente llorando, dijo:
—¿Qué le pasa a mi melena?
—¿Qué melena?
Mas si son 4 pelos…
¡Los pelos del Hechicero Pirujo!

Caricaturizando ciertas de sus peculiaridades físicas, a las que Camuñas jamás ya antes había prestado atención, Blanca consigue que el hechicero dude de su identidad –e aun de que pueda comérsela– y acabe huyendo a su casa, desencajado y hundido.

CamuÑas esta oficialmente en formato pdf, epud, ebook y fisico.